Las marcas, como los animales nacen, crecen, ya si eso se reproducen y llega el día en que palman. Sin pasar por el tanatorio, directas a la caja de pino y de ahí al más absoluto de los olvidos. A continuación nos adentramos en el baúl de los recuerdos del branding para rescatar una selección de marcas con un denominador común: La Palmatoria.

Muchas  de estas marcas fueron líderes en sus sectores, otras simplemente perseguidores, pero todas y cada una de ellas, en su día, despertaron simpatía y se ganaron un puesto años más tarde en nuestro humilde pero bien acicalado blog de opinión.

Si no quieres que tu marca corra la misma suerte que todas éstas, necesitas una agencia de marketing digital con ideas frescas, como por ejemplo Siroppe, quienes junto a tu equipo conseguiremos endulzar tu presencia online como quien endulza un yogur natural pocho de esos que no entran ni con un litro de agua.

Camy

¿Cómo olvidar a la marca culpable de traer al mundo maravillas de la ingeniería heladera como el Colajet? Imposible!

Camy era una de las muchas marcas del grupo Nestlé para helados y durante un largo periodo de tiempo fue su principal marca con hits corporativos como el helado de Nesquik o el de leche de La Lechera.Camy fue fundada en los años 60 bajo el nombre Camay (“Helados Camay, mejores no los hay”) pero a los pocos años fue adquirida por Nestlé que le dio su nombre definitivo. En 2003, Nestlé decidió suprimir definitivamente todo rastro de la marca, para conservar el logotipo pero suprimiendo Camy en favor de Nestlé. La misma suerte corrieron otras compañeras del sector como Miko y Avidesa. Maldita globalización, siempre igual. Goliat siempre haciendo de las suyas.

Fruitopia

En España, si nos sacas de la cola y de las fantas de limón y naranja, lo tienes más que chungo. En Francia o UK, te vas al lineal de bebidas refrescantes y puedes pasarte una cuaresma entera mirando sabores. Aquí nos han intentado meter en sucesivos intentos nuevos sabores, nuevas modalidades, con menos gas, más naturales… pero todos con el mismo resultado: La ruina. Por razones que se nos escapan, en nuestro país nos va lo tradicional. El misionero, las lentejas con chorizo y el vino con gaseosa. Será porque somos muy conservadores, o porque estamos pensando en la mejor combinación del refresco posible con nuestro whiskyto.

Los sabores de Fruitopia tenían un sabor a zumo de frutas muy logrado, destacando sobre todo por lo exótico de sus sabores que huían del limón y la naranja de toda la vida. Personalmente, a un servidor le encantaban, pero el mercado dio su veredicto y a estas alturas ya sabéis cuál es. Coca-Cola asumió dicho veredicto y retiró Fruitopia de los lineales a finales de los 90, creando una nueva marca bajo el nombre de Minute Maid, compañía dedicada, esta vez sí, a vender zumos de frutas sin historias raras.

Así se anunciaban allá por 1995 con su película psicotrópica para ensanchar la mente:

Blockbuster

La cadena que fuese líder durante el boom del alquiler de VHS, no supo adaptarse a los nuevos tiempos, y con la llegada de Internet pegó una palmada épica que se estudiará en los libros de historia de economía. En su día pudo adquirir Netflix y rehusó esta posibilidad. Se reconvirtió en plataforma para alquilar videos online, pero con la que está cayendo (HBO, Netflix, Amazon Prime…) cualquiera se pasa por su web. En EEUU aún queda alguna de sus tiendas, pero en España no queda ni rastro. Una pena de las grandes, porque bien que molaba echar un vistazo furtivo por el rabillo del ojo a la sección de cine adulto cuando aún no habías hecho ni la comunión. Suerte a la próxima!

Galerias Preciados

A finales de 1994, cuando muchos de los que hoy forman Siroppe todavía andaban en pañales, finalizó una notable crisis empresarial que venía azotando a nuestro país desde la década de los 70. Galerías Preciados se hundió sin que nadie pudiera remediarlo. Uno de los principales baluartes del comercio madrileño ocupaba los periódicos y telediarios protagonizando la mayor suspensión de pagos en el sector de la distribución. Un final tan esperado como complicado que acababa con un empresón que llegó a emplear a más de 10.000 personas en sus buenos tiempos.

Para quien nos lea con menos de 25 años, que sepa que muchos de los Corte Inglés que hoy existen, en su día fueron Galerías Preciados (como por ejemplo el de Calle Colón).

A continuación os dejamos con la evolución de su logo a través de los años. Desde la década de los 60, hasta su última fase desde 1992.

  • Hasta los 50, una tipo y a correr.

  • En los 50, llega la primera aproximación de logo.

  • En los 60, aparece el rosa y la Futura.

  • En los 80 aparece la abeja de Rumasa.

  • Finales de los 80, Galerías reina sobre el resto del logo.

  • Desde 1992, aparece la bolsa con la G.

Pryca

Lector que nos lees o eso pretendes, en alguna ocasión te habrás preguntado porque tu abuela sigue diciendo Pryca al supermercado. Pues debes saber que hubo un día en que era el rey de los hipermercados junto a Continente, cuya fusión posterior darían lugar en España a Carrefour. En un alarde de creatividad y originalidad, sus creadores dieron con su ingenioso nombre creando el acrónimo de precio y calidad. Boooom!! Esa noche durmieron agustito. Pryca nació en 1976 y fue uno de los grupos primeros en España que construía sus centros comerciales a las afueras de grandes concentraciones urbanas, con las estructuras en explanada que hoy conocemos e introduciendo el concepto de aparcamiento gratuito.

En 1999 Pryca llegó a su fin, y Carrefour se la comió por completo haciéndola desaparecer del mapa. El Grupo Carrefour, propietaria de Pryca anunció su fusión con Promodès, propietaria de los supermercados Continente, por lo que ambas marcas desaparecerían para convertirse en Carrefour, tal y como hoy la conocemos. Lo mejor, su logo y su marca de textil que en otro alarde de creatividad actuaba bajo el nombre Tex.  Ojo que es tal su magnitud nostálgica que hasta en Forocoches tiene su propio hilo… aunque pensándolo dos veces ¿qué tema no tiene hilo en Forocoches?

Venga va, otro día hablamos de Forocoches, que ahí hay tela que cortar.