Menu

La edad dorada de la publicidad, también la edad dorada del sexismo

Sin categoría

La edad dorada de la publicidad, también la edad dorada del sexismo

La edad dorada de la publicidad, también la edad dorada del sexismo

Hoy, como homenaje al Día Internacional de la Mujer, en Siroppe queríamos echar la vista atrás y analizar el cambio radical en este último siglo del rol de la mujer en la sociedad y el consecuente cambio cultural de uno de los medidores sociales por excelencia; la publicidad.

Es verdad que el machismo sigue siendo el pan de cada día en muchos ámbitos de la publicidad actual, pero, comparado con los estereotipos sociales de los años 50 y 60, lo cierto es que la mujer ha conseguido desprenderse de muchos de los cánones en los que las encasillaban los anuncios de hace medio siglo.

Pero es cierto que, aunque los tiempos han cambiado notablemente y el papel de la mujer ha variado de la realidad injusta de aquellos tiempos, fue en su día una realidad socialmente aceptada que se plasmó en la publicidad. Desde la imagen sexualizada de la mujer como reclamo de productos para hombre hasta la publicidad que estereotipaba los roles del la mujer como madre o esposa, compañera complaciente y ama de casa subordinada. La publicidad aprobaba y fortalecía el estereotipo social de los años 50: el rol masculino del que trae el dinero a casa vs el rol femenino que compra lo imprescindible para el hogar.

                

Por suerte, la llegada de las mujeres al mundo laboral, unido a ese 8 de marzo de 1975, dio paso a un movimiento social masivo por la reivindicación de la igualdad de derechos donde la mujeres alzaban sus voces por su independencia económica, la igualdad de género y la eliminación de los estereotipos que durante tantas décadas las habían definido.

Esto, unido al hecho de que la mujer siempre ha tenido un papel muy relevante en las decisiones de compra, decidiendo a día de hoy el 70% de las compras mundiales, ha obligado a la publicidad a encerrar sus mensajes tradicionales en el fondo del armario y buscar otras formas de comunicar su mensaje para no perder el foco en el target femenino. Así aparecen campañas como las de Mattel, Audi o P&G, que reclaman la igualdad de oportunidades, reconocen la valía de la mujer y critican las etiquetas que pretenden definir los roles, gustos o profesiones a los que las mujeres deberían ceñirse.

La lucha de la mujer por su participación íntegra en la sociedad, la aparición y el activismo de grupos feministas y una sociedad más concienciada han ido, poco a poco, transformando nuestra visión y provocando el rechazo a esos roles tradicionales, obligando a los anunciantes a modificar su estrategia para adecuarse a los valores sociales actuales.

Es cierto que todavía queda mucho trabajo por delante para eliminar los clichés referentes a la mujer en la publicidad, pero desde Siroppe, agencia creativa valenciana que desafía la Ley de Murphy 24/7, ponemos cada día un poquito de nuestra parte para conseguirlo.

0 Comentarios Deja una respuesta

    Deja un comentario

    Tu comentario(click button to send)

    Siroppe Digital
    Compartir